Tomás Carbonero ensalza los productos extremeños en las I Jornadas Enogastronómicas

Durante la jornada. /M. P. R.
Durante la jornada. / M. P. R.

REDACCIÓN

La plaza del recinto ferial de Jerez, escenario del XXX Salón del Jamón Ibérico, se ha llenado, esta mañana, de la excelencia de algunos de los productos más representativos de la gastronomía extremeña, entre ellos el manjar de la dehesa, con la celebración de las I Jornadas enogastronómicas, al frente de cuyo desarrollo ha estado el chef jerezano, Tomás Carbonero.

El público participante ha degustado tres variedades de 'Sentir de Barros', empresa familiar de Villafranca de los Barros: una mono varietal de aceituna Picual, un coupage de aceituna morisca y manzanilla, un coupage ecológico y un aceite de oliva ahumada de la firma 'La Chinata'.

Además, el chef jerezano ha elaborado dos tapas saladas con la colaboración del Ayuntamiento de Alconchel: un crujiente de tagarninas con jamón y harina de bellota, producto novedoso para cuya fabricación ha conseguido una patentado el veterinario de Jerez de los Caballeros, Antonio Pérez. Y un revuelto de espárragos trigueros de Alconchel con jamón, alioli y perlas de pimentón de 'La Chinata'. Ambas tapas se han acompañado con dos vinos de las Bodegas 'La Pelina' que sus propietarios se han encargado de servir.

Finalmente, Juan Antonio Parejo, campeón de España de repostería en el III Certamen Nacional de Gastronomía, ha ofrecido como broce una 'Tostada con sus chocolate, aceite de lipoceno y jamón', maridada con un cava Bonaval de la bodega 'López Morenas'.

Las Jornadas también han contado con la participación del cortador profesional Ramón Márquez.

Carbonero ha destacado el interés de este tipo de eventos para dar a conocer la extraordinaria despensa de Extremadura con productos de primerísima calidad y acercarlos al público en general, favoreciendo su puesta en valor y aprecio.