Jerez guarda silencio al paso de 'Jesús Orando en el Huerto' en la noche de Martes Santo

Nazarenos. /M. P. R.
Nazarenos. / M. P. R.

MARI PAZ ROMERO

Jerez de los Caballeros enmudeció, anoche, al paso de la procesión de la Antigua y Pontificia Cofradía de Nuestra Señora del Rosario y Jesús Orando en el Huerto.

Siguiendo la tradición y al aviso de tres toques, la puerta del Perdón de la Iglesia de San Miguel Arcángel se abría para que la citada Cofradía realizase su tradicional desfile procesional.

Un Martes Santo más en el que el silencio, el recogimiento y la austeridad recalaban en las calles de Jerez de los Caballeros ante las imágenes de 'Jesús orando en el Huerto' y 'Nuestra Señora del Silencio'.

Un silencio que parecía escucharse y que, únicamente, fue roto por la voz de los capataces, el andar de los costaleros, las marchas de la Asociación Musical del municipio y, este año, de manera especial, por la voz del tenor extremeño Juan Ledesma, quien cantó a la Virgen del Silencio ante el Arco de Burgos, con el acompañamiento de la citada Asociación Musical.