La emoción y la diversión envuelven la tradicional 'Salida del diablo'

Cientos de niños han llenado el entorno del templo patronal para participar de esta entrañable tradición./Paula Díaz.
Cientos de niños han llenado el entorno del templo patronal para participar de esta entrañable tradición. / Paula Díaz.

Liberado de las cadenas que le mantienen sujeto a los pies de San Bartolomé, patrón de Jerez de los Caballeros, ha recorrido veloz las calles envuelto en la algarabía de muchos niños

Paula Díaz
PAULA DÍAZ

El repique de las campanas de San Bartolomé ha sonado este viernes, 23 de agosto, muy alegre, para anunciar la 'Salida del diablo', una de las tradiciones más ancestrales de Jerez de los Caballeros que antecede a la festividad de San Bartolomé, patrón de la ciudad. Organizada por la Comisión integrada en la Archicofradía del Santísimo Sacramento, la citada representación se ha vivido con gran expectación y emoción y este año con sorpresa. El diablo ha ascendido hasta la torre de San Bartolomé por una tirolina para aparecer instantes después en su balcón y anunciar su salida con la suelta de cientos de globos rojos y negros y la habitual tirada de caramelos.

El diablo ha visitado también la residencia Hernando de Soto.
El diablo ha visitado también la residencia Hernando de Soto. / Paula Díaz.

El recorrido del diablo por las calles ha hecho las decilicias de cientos de niños y niñas que han disfrutado de la cita, al tiempo que han contribuido a revivir esta gran celebración cargada de simbología, pues la figura del diablo aparece representada a los pies del patrón, encadenada, representando el triunfo del bien sobre el mal. Cada 23 de agosto, se libera de esas cadenas y recorre la localidad templaria, escoba en mano. La única forma de hacer frente a su ira, es mostrarle una cruz, por ello hoy la imagen más entrañable la han protagonizado los más pequeños portando en sus manos pequeñas cruces de madera para, como manda la tradición, «evitar que el diablo les coja».

La cita da paso esta noche a la también tradicional 'Quema del rabo del diablo' que organizan los amigos de esta celebración a las 22 horas en el Llano de Santa María y con el fuego como elemento purificador.