Ya están a la venta los ricos dulces de la Cofradía de Santo Domingo de Guzmán y Santa Catalina

Los dulces se elaboran y se ponen a la venta, cada tarde, en la Casa de Hermandad de la Cofradía de Santo Domingo de Guzmán y Nuestra Señora del Rosario, junto a la iglesia de Santa Catalina./P.D.
Los dulces se elaboran y se ponen a la venta, cada tarde, en la Casa de Hermandad de la Cofradía de Santo Domingo de Guzmán y Nuestra Señora del Rosario, junto a la iglesia de Santa Catalina. / P.D.

La labor que desarrolla su Junta de Damas junto a vecinas del barrio es dura en las horas de más calor pero la llevan a cabo con satisfacción pues el fin es contribuir a la actividad y proyectos de la Cofradía y a engrandecer con ello la Semana Santa Jerezana

Paula Díaz
PAULA DÍAZ

Desde ayer están a la venta los ricos dulces que elaboran las mujeres que integran la Junta de Damas de la Cofradía de Santo Domingo de Guzmán y Nuestra Señora del Rosario y vecinas del barrio de Santa Catalina, en la sede de dicha cofradía.

La labor es dura, en las horas de más calor, pero se hace con satisfacción e ilusión.
La labor es dura, en las horas de más calor, pero se hace con satisfacción e ilusión. / P.D,

La tarea es dura en este tiempo de verano junto a los peroles en los que se fríen dulces típicos: empanadillas rellenas de bizcocho, pestiños y flores bañados en miel, roscas …, pero las personas que participan de esta labor ya tradicional porque se viene repitiendo cada verano desde hace décadas, lo hacen con mucho gusto y con ilusión. Y es que el fin principal es sufragar la ornamentación floral de los Pasos que la citada Cofradía pone en la calle en los dos desfiles procesionales de los cuales es protagonista en el inicio y culmen de la Semana Santa Jerezana, Fiesta de Interés Turístico Nacional, además de contribuir a otras acciones y proyectos en el seno de su hermandad.

Quienes participan de la elaboración de tan deliciosos dulces sustituyen el descanso al que obligan las temperaturas estivales por esta tarea en la que emplean varios cientos de docenas de huevos, en torno a una decena de sacas de harina, muchos kilos también de azúcar y miel, como principales ingredientes. Su venta tiene lugar todas las tardes en la propia Casa de Hermandad de la Cofradía de Santo Domingo de Guzmán y Nuestra Señora del Rosario, junto al templo de Santa Catalina, y marca la antesala de la 'velá' de Santa Catalina, también organizada por la misma Cofradía con idénticos fines.

El delicioso sabor de estos dulces típicos es un atractivo más en el verano jerezano, unido a la celebración de fiestas populares y tradiciones. No necesita mucha publicidad, pues el aroma que envuelve el barrio de Santa Catalina en estos días y el hecho de que sea una labor altruista y en pro de una celebración tan profundamente vivida en Jerez de los Caballeros, es reclamo suficiente.