«Es una satisfacción haber participado en unos presupuestos en los que priman los intereses de Jerez y sus pedanías»

REDACCIÓN

Tras la celebración del pleno ordinario del 30 de septiembre y pleno extraordinario municipal del 1 de octubre, Manuela Cordobés, concejala no adscrita, señala que «una vez lograda la nula incidencia de casos positivos por covid en nuestra ciudad, el pasado viernes pude asistir al primer pleno presencial, ya que la reacción provocada por la vacunación me impidió acudir al pleno ordinario, celebrado el jueves».

El pleno extraordinario, señala, «abordó tres puntos: regulación del cheque bebé, regulación para la concesión de subvenciones al tejido asociativo y aprobación definitiva de los presupuestos municipales».

Respecto a los dos primeros asuntos, «la sesión discurrió en un clima de respeto y colaboración, como corresponde a una corporación funcional y leal a la causa común que es Jerez de los Caballeros y pedanías». En referencia a la tercera cuestión, manifiesta Cordobés, «la oposición, al unísono, basó su argumentario en la defensa de una alegación presentada por un vecino de la localidad. La misma contenía correcciones que fueron subsanadas inmediatamente y una serie de propuestas que, a juicio de los técnicos de la corporación municipal, no se justificaba la necesidad de asumir».

La alegación, señala, «plantea la declaración de nulidad de los presupuestos presentados por el equipo de gobierno, no habiendo razones técnicas que así lo avalen. Ello puede entenderse como una maniobra de ralentización en el normal funcionamiento de nuestro ayuntamiento y donde los perjudicados son los vecinos, al impedirse mejoras en la prestación de servicios públicos como: transporte de pasajeros, centro de día, pistas de atletismo, recuperación de patrimonio histórico, creación de puestos de trabajo para nuestros vecinos, etc.». Convendría, por tanto, «que la oposición se posicione respecto a su apoyo a la alegación en la que se desautoriza a los técnicos municipales, lo que se contradice con el respeto, que los líderes del tripartito dicen mantener, hacia dichos técnicos. Ya lo apunta el dicho popular: no se puede soplar y sorber a la vez…».

Finalmente, «siento una gran satisfacción por haber tenido la oportunidad de participar en la dotación de unos buenos presupuestos para todos los vecinos, fruto de la reflexión acerca de las necesidades de Jerez y pedanías, del diálogo, del consenso, anteponiendo los intereses de nuestra ciudad a cualquier otra consideración y siempre desde la preceptiva altura de miras necesaria para gobernar».