Menos queso y más jamón con el PP

La candidata del PP en Jerez de los Caballeros, Francisca Rosa (izda.), con José Antonio Monago en el Salón del Jamón Ibérico./J.L.G.
La candidata del PP en Jerez de los Caballeros, Francisca Rosa (izda.), con José Antonio Monago en el Salón del Jamón Ibérico. / J.L.G.

Monago quiere blindar por ley los planes de industrialización para que no acaben en un cajón | El candidato del PP visitó por la mañana el Salón del Jamón Ibérico de Jerez de los Caballeros y remató la jornada en Villafranca de los Barros, otro feudo del PSOE

J. López-Lago
J. LÓPEZ-LAGO

Decía José Antonio Monago ayer en un lapsus intencionado que después se iba a pasar por la Feria del Queso. Pero no estaba en Trujillo sino en Jerez de los Caballeros. La aparente confusión arrancó muecas de estupefacción entre quienes lo acompañaban en la Plaza de la Alcazaba, una fortaleza templaria del siglo XIII. Pero en cuestión de segundos el candidato del PP aclaró que su supuesta confusión era para criticar que en el Salón del Jamón Ibérico, que ya va por treinta ediciones, cada vez hay menos jamón y más queso.

Luego tiró de refrán para que a los jerezanos y extremeños no se la den con queso en las próxima elecciones y así, con retranca, llegó al mensaje de que con los socialistas (en Jerez gobierna el PSOE) las cosas ya no son lo que eran. La candidata municipal del PP, Francisca Rosa, aseguró después en privado que cuando ella gobernaba todos los expositores de este salón del jamón eran de empresarios que hacían y vendían jamón. Ahora es cierto que los hay de queso, pero también de aceite, garrapiñadas, cava, dulces artesanos y hasta anchoas del Cantábrico.

No es el único cambio. A esta localidad de casi 10.000 habitantes le ha pasado que con la drástica reducción de la actividad de las empresas del grupo Gallardo, que tiene allí su siderurgia, muchos jerezanos se han ido al paro sin que hubiera un plan B en la localidad. Según el dato que dio ayer Francisca Rosa, en los últimos ocho años se han quedado sin empleo 960 vecinos. Y ante el incumplimiento de los socialistas de hacer la autovía Zafra-Jerez, señaló que solo con el PP al frente de la Junta llegó una inversión reseñable al pueblo, la de la ITV fija que inauguraron en febrero de 2015.

Dijo después Monago que, según la Comisión Europea, las regiones que no tengan un sector industrial que alcance el 20% de su PIB no tienen futuro y que Extremadura apenas roza el 13%. Y añadió que él cuando gobernó la región entre 2011 y 2015 tenía una estrategia para industrializar Extremadura, pero Vara la guardó en un cajón y se perdieron millones y millones de fondos europeos. Si a partir del 26 de mayo gobierna el PP, Monago se comprometió a blindar por ley estos planes para que nadie los pueda guardar en un cajón. Además, habló de un 'plan renove' para adquirir bienes de equipo y modernizar instalaciones industriales.

Este Salón del Jamón de Jerez de los Caballeros fue el lugar donde Monago arrancó su exitosa campaña electoral de 2011. Aquel 6 de mayo de hace ocho años vino a arroparlo Mariano Rajoy y el revuelo fue mayúsculo.

En 2015, como presidente de la Junta, el líder del PP inauguró sede nueva del partido en este pueblo, donde las adhesiones al entonces partido en el Gobierno crecían. Ayer todo era mucho más tranquilo, con una puesta en escena más modesta cuyos elementos cabrían en una sola furgoneta, un equipo humano más reducido y menos estresado y un Monago más relajado que dijo que en esta campaña no apostará por la crispación sino por las propuestas.

Después, en la ronda por la feria del jamón, paró con unos activistas que recogían firmas contra el proyecto de una mina de uranio entre Oliva de la Frontera y Villanueva del Fresno. El candidato del PP les dijo que estaba con ellos y que antes de acometer este tipo de inversiones hay que asegurar la viabilidad de la misma y cerciorarse de que la población está a favor. El activista agradecería el gesto, pero aclaró que en realidad el único partido que los entiende es Podemos.

Medio lomo para casa

La mañana avanzó entre los expositores del recinto jerezano y Monago se dejó invitar a jamón, mitad por cortesía mitad porque eran casi la dos de la tarde. Allí había productores de Villafranca de los Barros, Higuera la Real, La Parra, Los Santos de Maimona, Salvaleón, Badajoz o el mismo Jerez. Según le iban diciendo, cada vez juegan con menos márgenes y además las trabas burocráticas en este sector son enormes, se quejó alguno, debido a la norma sobre seguridad alimentaria.

Por contribuir a la causa, el aspirante popular se compró antes de marcharse media caña de lomo ibérico. Dice que con eso y poco más, quizás algo de queso, apaña él una cena.

El líder del PP remató ayer la jornada con un mitin en Villafranca de los Barros, también territorio socialista. Acompañó al candidato local, Manuel Piñero, y a su número dos para la Asamblea por Badajoz, Inmaculada Sánchez Polo. Monago, en un tono más reflexivo, habló de crear una consejería de Despoblación, a su juicio una de las grandes heridas de esta comunidad sobre la que ofreció datos desalentadores. Resaltó la importancia del campo porque fija población, de ahí su idea de una consejería solo de Agricultura y Ganadería, y criticó que «aquí se protege antes a los animales que a las personas».