50 AÑOS DE PASIÓN VERDINEGRA

«En los primeros partidos, los jugadores se vestían en la Seat de Narciso Gutiérrez «Curri«»

Miguel Ramos Lineros./Paula Díaz.
Miguel Ramos Lineros. / Paula Díaz.

Entrevista a Miguel Ramos Lineros, presidente del Jerez Club de Fútbol, entonces Vasco Núñez, en sus primeros años de historia

Paula Díaz
PAULA DÍAZ

HOY Jerez de los Caballeros sigue dando a conocer la Historia del Jerez Club de Fútbol a través del testimonio de personas que han sido protagonistas de la misma. Sin duda, una de esas personas es Miguel Ramos Lineros, presidente, tesorero…. Como nos cuenta en esta entrevista, salpicada de anécdotas, ha estado más de 40 años de su vida ligado al club verdinegro.

¿Cómo llega Miguel Ramos Lineros a formar parte del origen de la historia del Jerez Club de Fútbol?

-Pues yo era delegado del Frente Juventudes y llevábamos el Xerixia Club Baloncesto. Un día se presentaron Rafael Calzado, Juan Miguel Ramírez…y nos pidieron ayuda. En principio dijimos que sí, pero siguieron días de pensarlo porque eran muchas las dificultades. Pero bueno, hicimos un Club Polideportivo, el Vasco Núñez en el que podían entrar distintos deportes. El principal era el baloncesto, el Xerixia. Teníamos que contar con el visto bueno del Gobierno civil y así fue, la fecha de constitución fue el 22 de agosto de 1970, aunque desde hacía meses se estaba preparando el equipo de fútbol.

¿Cómo fueron esos comienzos a nivel directivo?

-La directiva inicialmente era la del Club Polideportivo pero más adelante se constituyó una directiva para el equipo de fútbol que fue remitida a la Federación de Fútbol y que estaba integrada por mi mismo como presidente, Antonio Barrena como vicepresidente, Francisco José Rivera Montero como Secretario; Modesto Rodríguez Senero como Tesorero; Claudio Arias Moreno como contador; Juan Miguel Ramírez Calzado como delegado de fútbol y vocales: Anacleto Ramos, Miguel Méndez, Máximo Merchán, Heraclio Narváez, Antonio Rubio y Bartolomé Díaz.

No había campo de fútbol, así que el principal objetivo fue tener el campo. Contamos con el Ayuntamiento y con maquinaria pesada para preparar el campo de las Eritas. Se agrandó a fin de que tuviera las medidas suficientes y se rellenó de albero que hubo de traerse de la provincia de Sevilla con la colaboración de camioneros de Jerez. Costó mucho trabajo salir adelante, el primer trofeo que ganamos fue en Oliva, ganando la final al Hernando de Soto, aquello fue sonado. La verdad es que el esfuerzo de los jugadores era máximo, luego se quiso ir a más y hubo que empezar a traer jugadores de fuera que también dieron todo por el Jerez. Recuerdo a De la Rosa, que se casó un sábado y el domingo, antes de irse de viaje de novios, vino aquí a jugar a Jerez.

Entre medias, en aquellos comienzos, hubo que elegir los colores del equipo.

¿Y cómo se eligieron?

-Fuimos varios de nosotros, entre ellos Antonio Barrena y yo mismo a Badajoz y llegamos a una tienda y dijimos que necesitábamos unas camisetas que no coincidieran con ningún otro equipo de Extremadura porque nos obligaban a tener dos equipaciones y no teníamos dinero nada más que para una. El dependiente empezó a sacar camisetas, hasta que encontró una con los colores verde y negro, que no se parecía a ninguna otra, parecía de origen italiano y esa elegimos. La única variación que hubo después fue el color del pantalón que en principio era blanco pero se ensuciaba mucho y se cambió al negro.

Recorte de una entrevista a Miguel Ramos publicada en el Diario HOY, siendo entonces corresponsal de este periódico en Jerez, Consuelo Sánchez Ballesteros.
Recorte de una entrevista a Miguel Ramos publicada en el Diario HOY, siendo entonces corresponsal de este periódico en Jerez, Consuelo Sánchez Ballesteros. / P.D.

¿Cómo se conseguían los recursos económicos para tirar hacia adelante?

-El equipo entró con mucha fuerza y de entrada se hicieron muchos socios. Con ello vino el problema de cerrar el campo para poder cobrar entrada. En los primeros partidos, los jugadores se vestían en la Seat de Narciso Gutiérrez «Curri». Decidimos hacer primero un lateral, el paralelo a la carretera y para pagarlo, lo vendimos por metros. Colaboraron empresas a cambio de anunciarles y también algunos de nosotros. Una anécdota a este respecto fue cuando pedimos los permisos para poner los anuncios y nos dijeron que no había la distancia estipulada para ello respecto de la carretera y no se pudieron poner, menos mal que al final las empresas fueron comprensivas.

¿Cuál fue el trabajo más adelante?

-Bueno, aunque el campo no estaba cerrado, en los partidos la gente era respetuosa. Hasta que, de nuevo con la colaboración del Ayuntamiento siendo alcalde Antonio Granado, se completó el cerramiento. Lo que ocurría es que venían las aguas de la sierra de arriba y en muchas ocasiones, en los días de partido, cogíamos un 600 del Curri y unos colchones de espuma para quitarle el agua al campo. Recuerdo que hubo un partido que se jugó con el agua cubriendo una zona de varios metros del campo. Además, por dos veces el agua se llevó la pared de detrás.

¿Y los desplazamientos?

-Todos en coches particulares, con la colaboración de los familiares y socios, en ese sentido no había gasto alguno.

¿Cómo se cubrían las necesidades de ayuda o atención a los jugadores en el campo durante los partidos?

-Contábamos con una persona estupenda, «Juanini» que durante muchos años se encargó del material del equipo y en los partidos se ocupaba de todo.

Ha estado dos veces en la presidencia del Jerez Club de Fútbol, entonces Vascon Núñez, ¿ no es así?.

-Sí, la primera vez estuve unos cuatro, después entró de presidente Francisco Fuentes y después, creo que fue en 1978, volví a entrar como presidente, había déficit grande, nadie quería y otra vez asumí el cargo. En los años siguientes estuvo de nuevo Francisco Fuentes, Juan Gallardo, hasta la etapa de Ángel Asensio.

¿Qué ha supuesto para usted formar parte del Jerez Club de Fútbol?

-Una satisfacción enorme que surgiera este equipo y que se mantuviera entre los grandes de la provincia, adelantando a los que existían entonces. He estado más de 40 años ligado al Club, también como tesorero, y hasta hace poco, haciendo de taxista para los desplazamientos del equipo, junto a Manuel Calzado, Santiago Lineros, entre otras muchas personas. Quiero decir que una base fundamental de que el Jerez haya llegado hasta donde está hoy en día ha sido la colaboración de Manuel Calzado, con la construcción del actual campo de fútbol siendo alcalde de Jerez y con un gran apoyo, porque si no, creo que no se hubiera podido ascender a Segunda B y permanecer en esta categoría siete temporadas. Ello contando también con la gran ayuda de empresas como Cristian Lay, también Alfonso Gallardo en distintos momentos, y de otras empresas de menor tamaño pero cuya ayuda ha sido muy importante. También con la Copa del Rey, hicimos una gran taquilla que dio para dos temporadas y con la venta de jugadores como Peñita y otros.

¿Qué desea a este Club?

-Ser directivo es siempre un mérito, pero a mí me hubiese gustado que siendo este año el 50 aniversario, se hubiese hecho un esfuerzo a nivel de plantilla, acorde con lo que se está celebrando.