Las matanzas domiciliarias alcanzan su punto álgido en este inicio de año

Despiece de las distintas partes del cerdo./Archivo HOY Jerez.
Despiece de las distintas partes del cerdo. / Archivo HOY Jerez.

La tradición se mantiene, la campaña pasada se autorizaron en la zona de salud de Jerez matanzas para sacrificar un total de 1.030 cerdos, una cifra similar algo superior que en la campaña 2015/2016

Paula Díaz
PAULA DÍAZ

La campaña de matanzas domiciliarias alcanza este mes de enero su punto álgido, aunque el mes de diciembre y comienzos del mes de febrero también son fechas elegidas para esta tradición que provee a muchas familias de productos, derivados del cerdo ibérico, de gran calidad.

Aunque el número de matanzas para consumo doméstico ha ido a menos en la última década, las cifras registradas durante la campaña 2017-2018 no distan mucho de las de la campaña 2015/2016. Así, según los datos facilitados a HOY Jerez por la Dirección General de Salud Pública del SES, en la campaña pasada se autorizaron en la zona de salud de Jerez de los Caballeros 388 matanzas domiciliarias para sacrificar un total de 1.030 cerdos.

Desglosados por municipios, los datos fueron: Jerez de los Caballeros: 314 matanzas y 835 cerdos sacrificados; Valle de Matamoros: 14 matanzas y 33 cerdos y Valle de Santa Ana: 60 matanzas y 162 cerdos. La cifra total supera ligeramente la registrada hace tres años, cuando se realizó control sanitario a 1.016 cerdos en esta misma zona.

De la matanza tradicional se obtienen productos de gran calidad, «siendo obligado el reconocimiento de las carnes por parte de los profesionales veterinarios autorizados y realizar el faenado y elaboración de los productos en unas condiciones de higiene óptimas para garantizar la seguridad en su consumo», según incide José Alfonso Cardenal Galván, Veterinario del Centro de Salud de Jerez de los Caballeros.

Los Ayuntamientos de la Zona de Salud, en colaboración con los veterinarios oficiales, organizan cada año la campaña, estableciendo los medios adecuados, la documentación necesaria, y regulando horarios de autorizaciones y sacrificios, para el buen desarrollo de la misma. Junto a la obtención de ricos embutidos, carnes y otros productos, la matanza es también una tradición que se celebra, pues reúne a familia y amigos en un ambiente de colaboración pero también festivo.

 

Fotos

Vídeos