La lluvia no empaña el amor y la devoción de Jerez por el 'Ecce-Homo'

Nazareno. /M. P. R.
Nazareno. / M. P. R.

MARI PAZ ROMERO

La vista al cielo se convertía, ayer, en una de las prácticas más repetida por los jerezanos. La lluvia amenazaba con marcar un antes y después en la Semana Santa jerezana 2019, Fiesta de Interés Turístico Nacional, e impedir la salida de la Cofradía del Señor 'Ecce-Homo', protagonista del Miércoles Santo.

Una leve llovizna que, comenzaría a principio de la tarde, se convirtió en persistente a medida que pasaban las horas. Razón por la que la Cofradía decidió retrasar su hora de salida hasta pasadas las 21:30 horas, cuando la puerta del Perdón de San Miguel Arcángel se abría para iniciar el desfile procesional.

Un desfile procesional que se vio interrumpido, de nuevo, por la lluvia, obligando al Señor 'Ecce-Homo' y Nuestra Señora de los Desamparados (Virgen de los Dolores) a regresar al templo a la mayor celeridad.

Primero, lo hizo Nuestra Señora de los Desamparados, ya que se encontraba más cerca de San Miguel, entre aplausos, vítores y las marchas de la Asociación Musical de Jerez. El Señor 'Ecce-Homo', por su parte, pudo recorrer más rincones del municipio, pues la lluvia lo sorprendió en la Calle Templarios. No obstante, estuvo acompañado por numerosos nazarenos, la escolta Romana Pretoriana de la Cofradía, la Banda de Cornetas y Tambores 'Nuestra Señora del Rosario' y la Asociación Musical 'Maestro Sousa' (OJE).