Jerez vive sus primeros pálpitos de alegría y emoción al paso de 'La Borriquita'

Nazareno. /M. P. R.
Nazareno. / M. P. R.

MARI PAZ ROMERO

Jerez de los Caballeros vivió, ayer, sus primeros pálpitos de alegría y emoción al paso de 'La Borriquita' y 'Nuestra Señora del Rosario'. La Cofradía de 'Santo Domingo de Guzmán y Nuestra Señora del Rosario' fue la encargada de abrir los desfiles procesionales de la Semana Santa jerezana, convirtiéndose, así, en la primera cofradía en aunar fervor y devoción por las calles del municipio.

El Domingo de Ramos amaneció soleado y el buen tiempo contribuyó a un mayor realce y esplendor de la procesión. Centenares de nazarenos, los titulares 'Entrada de Jesús en Jerusalén' y 'Nuestra Señora del Rosario', la Banda de Cornetas y Tambores 'Nuestra Señora del Rosario', la Asociación Musical de Jerez, niñas y niños vestidos de hebreo y la Banda de Cornetas y Tambores, Escuadra de Gastadores, Guiones y Piquete de Fusileros del Cuartel General de la Brigada de la Legión de Viator (Almería) despertaron, un año más, en jerezanos y foráneos, la pasión por la Semana Grande de Jerez de los Caballeros, declara Fiesta de Interés Turístico Nacional.