Jerez vive este Domingo la Resurrección de Cristo con una procesión plena de gozo

Cristo Resucitado./P.D.
Cristo Resucitado. / P.D.

El momento más emocionante tiene lugar junto a la Fuente de los Santos con el Encuentro entre la Virgen del Rosario y Cristo Resucitado

Paula Díaz
PAULA DÍAZ

La Semana Santa de Jerez de los Caballeros culmina este Domingo con la celebración de la Resurrección de Cristo en el marco de una procesión plena de gozo que parte en torno a las 11.30 horas desde la iglesia de Santa Catalina, tras la celebración de la 'Misa de la Resurrección' en este templo. La Pontificia y Real Cofradía de Santo Domingo de Guzmán y Nuestra Señora del Rosario, encargada de inaugurar también el itinerario de la Semana Mayor Jerezana, vuelve a ser protagonista en el culmen de esta vivencia, organizando un desfile procesional radiante al que acompañan representantes de Cofradías y Hermandades, autoridades civiles y religiosas y mujeres ataviadas con mantilla blanca.

El momento más especial y emocionante de esta procesión tiene lugar cada año en el Llano situado junto a la Fuente de los Santos donde se representa la ceremonia del Encuentro entre la Madre, la Virgen del Rosario, en este día sin palio, y Cristo Resucitado, imagen de Ortega Bru. Ambos Pasos confluyen en dicho enclave tras realizar un recorrido distinto, siendo las imágenes de San Juan, San Pedo y María Magdalena, las que, portadas por jóvenes costaleros, se abren paso entre la muchedumbre que acude a contemplar la escena, para anunciar a la Virgen la buena nueva de Cristo Resucitado.

Las dos imágenes se abrazan elevadas por sus costaleros, y es cuando suenan con alegría cornetas y tambores, y el cielo se cubre de colores y de gozo con la suelta de globos y palomas. La Banda de Cornetas y Tambores 'Nuestra Señora del Rosario' y la Asociación cultural Amigos de la Música de Burguillos del Cerro, acompañan esta procesión.

Este año el desfile continuará por la calle Corazón de María y Plaza del Beato José María Ruiz Cano hasta la Plaza de España, regresando a la iglesia de Santa Catalina por el mismo recorrido de partida.