El Jerez celebra en el vestuario sus tres primeros puntos. / natalia murillo

Gran victoria del Jerez Futsal ante El Álamo FS

MIGUEL CAMACHO

La temporada comenzó fenomenal para los cuatro equipos extremeños en Segunda B ya que lo hizo sin que ninguno de ellos conociera la derrota. Dos victorias y dos empates fue el balance de sus partidos disputados ayer. El debutante Grupo López Bolaños de Fuente del Maestre se dio un festín en Leganés al vencer 2-7 al Silver. El Jerez Fútsal no se quedó atrás y brindó un claro triunfo a sus aficionados por 8-3 sobre El Álamo de Madrid. Entretanto, el Cáceres Universidad y el Logista Parcel Navalmoral empataron ambos 4-4 frente a Nueva Elda y Albacete, respectivamente en duelos emocionantes.

En el plato fuerte de la jornada inaugural, el Cáceres se repartió los puntos en su propia casa con los alicantinos del Elda. En un encuentro muy igualado, con muchas alternativas, los universitarios salvaron un punto a falta de 29 segundos para el final con el gol del empate final. Los dos equipos demostraron potencial para volver a pelear por una plaza en el playoff de ascenso. Los locales marcaron por mediación de Aarón Chamorro (2), Carlos Castro y Javi Buenvarón.

La noticia más grata se dio en Leganés con la incontestable victoria del Grupo López Bolaños con los tantos de Flecha (4), Babu, Fede y Julio. Los fontaneses siempre mandaron en el marcador y en el juego para alcanzar la histórica primera victoria en lacategoría en la primera oportunidad que han tenido. Cumplieron el debut soñado.

Por su parte, el Jerez sumó también una importante goleada explotando sus mejores momentos en un choque más parejo de lo que reflejó el resultado final, aunque los templarios siempre fueron por delante. Sus goleadores fueron Piku (3), Franyi (2), Chichi (2) y Javi para auparse al grupo de victoriosos en el estreno.

Por último, el Navalmoral arrancó un trabajado y merecido punto de Albacete después de tener que remontar en la segunda mitad. Darío, Lucas, Juanlu y Cheche fueron quienes marcaron los goles moralos en un partido que pudo caer de cualquier lado por la ambición de ambas escuadras, pero ninguno se quedó sin premio.