Gallardo aclara que no hay acuerdo con KKR y negocia varias opciones

Alfonso Gallardo delante de la Siderúrgica del grupo en Jerez de los Caballeros./HOY.
Alfonso Gallardo delante de la Siderúrgica del grupo en Jerez de los Caballeros. / HOY.

El empresario intenta conseguir liquidez inmediata para poder reducir la deuda que tiene con el fondo norteamericano

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Alfonso Gallardo no da por perdido su grupo de empresas. Todavía sigue siendo su accionista mayoritario y pretende seguir siéndolo. Un día después de que la Comisión Europea autorizara la adquisición por parte de KKR de su entramado empresarial, el jerezano puntualiza. «Lo que ha hecho es autorizar una posible adquisición pero esa adquisición ni está firmada ni siquiera está hecha a día de hoy», remarcó ayer Gallardo a HOY. Lo dijo el mismo día en el que la Junta de Extremadura daba por hecho el cambio de dueño en el Grupo Gallardo Balboa y saludaba esa operación como positiva por hacer más viable la continuidad de sus empresas.

Este diario pidió una valoración el lunes tanto al Grupo Gallardo como a KKR de la autorización de Bruselas al posible cambio de dueño en el principal conglomerado de empresas de Extremadura. Tanto la sociedad extremeña como la firma de capital riesgo optaron por el silencio. Tampoco respondió el Gobierno regional. Ayer, en cambio, Alfonso Gallardo quiso hablar «porque mi gente está revolucionada. A día de hoy no hay nada cerrado con KKR para que se quede con el grupo. Estamos negociando y eso podría pasar al final si no hay acuerdo, pero mi idea es que no ocurra si es posible», subrayó el empresario en declaraciones a este periódico.

Gallardo avanzó que «desde hace cinco años, cuando KKR firmó un acuerdo de refinanciación con nosotros, sabemos que si no puedo pagar la deuda y, si no hay acuerdo de refinanciación, el fondo puede quedarse con el grupo. A día de hoy eso es solo una posibilidad, no una realidad. Ni está firmado y tampoco está cerrado. Estamos negociando varias posibilidades».

Según ha podido conocer este diario, la deuda que mantiene el grupo empresarial extremeño con el fondo ronda los 120 millones. El empresario jerezano negocia con otras empresas la venta de algunas de sus propiedades para conseguir liquidez inmediata y disminuir de forma apreciable esa deuda con KKR.

De esta manera, Alfonso Gallardo entiende que se facilitaría otro acuerdo de refinanciación que sirva de continuación al firmado hace cinco años.

Comprar para vender

La firma de capital riesgo estadounidense Kohlberg Kravis Roberts (KKR) está especializada en compra financiada por terceros, es decir, en la adquisición de una empresa, en la que los fondos utilizados para financiar la operación son en su mayoría instrumentos de deuda.

Su sede está en Nueva York y desde su creación ha completado más de 360.000 millones de euros en inversiones de capital riesgo.

KKR controla ya dos empresas del Grupo Gallardo Balboa, con las que se quedó tras el acuerdo de refinanciación pactado en 2014. Son Cementos Balboa (la cementera instalada en la localidad pacense de Alconera) y la papelera Papresa, situada en Rentería (Guipúzcoa). Una de ellas, Papresa, está oficialmente en venta.

La cementera, según fuentes del sector, no lo está al menos de forma tan nítida como Papresa, toda vez que está reportando beneficios a KKR al haber incrementado su actividad en los dos últimos años.

En todo caso, desde ámbitos financieros recuerdan que KKR no es un comprador de empresas sino un fondo de capital y que, por tanto, su deseo es siempre desprenderse de las sociedades que asume para obtener beneficio y reinvertir de nuevo.

El fondo de capital riesgo tiene puesta a la venta parte de sus participaciones en España, donde ha invertido 4.000 millones de euros. Según trascendió en octubre pasado, Papresa está en venta por 150-200 millones.