El Jerez Futsal despide el mejor año de su historia, este sábado, en casa

El conjunto jerezano cuenta con el apoyo incondicional de su afición en su cancha./PAULA DÍAZ.
El conjunto jerezano cuenta con el apoyo incondicional de su afición en su cancha. / PAULA DÍAZ.

Esta tade se enfrenta al Carranque a las 18´30 horas en el Pabellón Municipal de Deportes Francisco José Rivera Montero

MIGUEL CAMACHO

El conjunto de Jerez Futsal despedirá el mejor año de su historia junto a sus aficionados. Lograr una victoria sobre el Carranque, esta tarde a las 18´30 horas, en el Pabellón Municipal de Deportes Francisco José Rivera Monteo, sería poner la guinda a un 2018 de ensueño con los títulos de campeón de Tercera y de la Copa de Extremadura, rematados con el ascenso a la categoría que ahora disfruta. Después de dos derrotas consecutivas y de haber descansado además la pasada jornada, los templarios quieren volver a la senda de la victoria ante unos malagueños que están justo por debajo en la tabla a tres puntos de distancia, en el undécimo puesto. Lejos de su cancha parecen unos rivales asequibles tras haber ganado una vez y perdido en cinco.

El primero de los equipos extremeños de Segunda B en echar a rodar el balón hoy será un Cáceres que después de su triunfo en Navalmoral el pasado sábado está en predisposición de acabar la primera parte de la competición en la cuarta posición. Está situado en la sexta a un solo punto de distancia por lo que deberá hacer los deberes en su encuentro y esperar un tropiezo de quienes están por delante. Su rival, El Valle, como visitante lleva 1 victoria, 2 empates y 4 derrotas para ser noveno a cuatro puntos de los universitarios, que buscan su tercer triunfo consecutivo.

Por su parte, el Navalmoral intentará ahogar penas en la pista del Bargas y prolongar su buena racha fuera de casa. Ha ganado en sus dos últimas visitas después de curiosamente perder en sus dos últimos duelos caseros. Los moralos necesitan vencer para, como mínimo, mantener la octava posición y seguir ilusionados con engancharse al grupo de cabeza. Enfrente tendrán a unos manchegos que son undécimos y los tienen a cinco puntos. En su feudo acumulan 4 triunfos, 1 empate y 2 derrotas, por lo que serán adversarios difíciles.