El Jerez Futsal busca hoy prolongar su estado de gracia ante el Carmonense

El conjunto que entrena Francisco García busca otra victoria en casa./Archivo HOY Jerez.
El conjunto que entrena Francisco García busca otra victoria en casa. / Archivo HOY Jerez.

Este sábado, a las 19 horas, en el Pabellón Municipal de Deportes Francisco José Rivera Montero

MIGUEL CAMACHO

Los tres conjuntos extremeños de Segunda B disputan esta tarde la jornada 22 en sus respectivos grupos.

Los templarios, en la sexta posición en solitario a siete puntos de distancia de la tercera que da derecho a disputar la próxima edición de la Copa del Rey, reciben a las 19 horas, en el Pabellón Municipal de Deportes Francisco José Rivera Montero, a los sevillanos de Carmona con la intención de prolongar una semana más su estado de gracia y seguir peleando por ese sueño. Ambos equipos están separados por cinco puntos y en la primera vuelta goleó el de Jerez por 1-7 en un gran choque. El Carmonense, como visitante, lleva 4 triunfos, 1 empate y 5 derrotas.

En el otro grupo, el Navalmoral también jugará en casa y lo hará por segunda semana consecutiva. Su rival supera por tres puntos la zona de descenso por lo que se juega la vida. Los moralos, en depresión con cuatro derrotas seguidas que les han colocado en la décima plaza sin más objetivo que salvar la categoría cuanto antes, quieren olvidar la mala imagen del último partido ante su público. Para ello se aferra a su garra y orgullo para superar a un Colmenar que lejos de su cancha ha ganado una vez, empatado otra y perdido ocho. El duelo disputado en Madrid entre ellos acabó con empate a 5 goles.

Por último, el Cáceres, en el octavo puesto, repetirá fuera de casa y se medirá a un Bargas que tiene por detrás en el undécimo a cuatro puntos de distancia. En la primera vuelta vencieron los universitarios por 7-5, demostrándose lo incómodo que es el cuadro toledano, que quiere asegurar la permanencia en su feudo, donde acumula 5 victorias, 2 empates y 4 derrotas. El Cáceres, sin más propósito que acomodarse en la zona media alta sin sobresaltos, quiere volver a ganar fuera después de tres meses sin hacerlo.