Borrar
Ayuntamiento Jerez de los Caballeros
Comienza la restauración de la azulejería de la iglesia de San Bartolomé

Comienza la restauración de la azulejería de la iglesia de San Bartolomé

Se prevé destinar 40.000 euros para la primera fase, estando previstas una segunda y una tercera fases

Ana Isabel Padilla Macías

Jerez de los Caballeros

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Lunes, 8 de julio 2024, 12:47

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Como se ha informado desde el Ayuntamiento de Jerez de los Caballeros, ya han dado comienzo los trabajos de la primera fase para la restauración de la azulejería de la fachada retablo de la iglesia de San Bartolomé, Bien de Interés Cultural.

Se trata de una actuación promovida en el marco de la comisión mixta Archidiócesis de Mérida-Badajoz y Junta de Extremadura a petición del Ayuntamiento de Jerez de los Caballeros y a la que la Consejería de Cultura, Turismo, Jóvenes y Deportes tiene previsto destinar inicialmente 40.000 euros, estando contempladas una segunda y tercera fase.

Los trabajos iniciados consistirán en la restauración de los paneles cerámicos de San Antonio de Padua y de San Francisco de Asís, así como el resto de azulejería que conforman el primer cuerpo de la citada fachada, única en su tipología en Extremadura y uno de los pocos ejemplos de azulejería sevillana del siglo XVIII con los que cuenta esta región.

Ayuntmiento Jerez de los Caballeros
Imagen principal - Comienza la restauración de la azulejería de la iglesia de San Bartolomé
Imagen secundaria 1 - Comienza la restauración de la azulejería de la iglesia de San Bartolomé
Imagen secundaria 2 - Comienza la restauración de la azulejería de la iglesia de San Bartolomé

La Iglesia de San Bartolomé es una de las cuatro parroquias que hay en Jerez de los Caballeros. Las otras tres son las de San Miguel, Santa María y Santa Catalina.

Según diversos estudios, los azulejos de la fachada de San Bartolomé se fabricaron entre los años 1760 y 1771 por parte de un alfar sevillano siguiendo el estilo de otras fachadas andaluzas como la del Hospital de la Caridad en Sevilla.

En la fachada de San Bartolomé, junto a cuatro grandes paneles de santos cristianos, aparecen otros de menor tamaño que muestran a la Virgen de la Candelaria y a San José con el Niño. Además, aparecen con animales, retratos, flores, escenas campestres y rosas de los vientos, así como una representación simbólica del III Marqués de Rianzuela, mecenas de la reconstrucción del templo tras su destrucción a consecuencia del terremoto de Lisboa de 1755, junto a su mujer, Antonia Nieto y Gutiérrez, y el futuro marqués, su nieto Alonso de Solís y Tous de Monsalve.

San Bartolomé

San Bartolomé se constuyó entre el siglo XV y el XVI y fue reformada en el siglo XVIII. La fachada lateral se levanta sobre una plataforma Barroca a modo de tribuna. La portada presenta formas Neoclásicas.

La fachada principal tiene una gran riqueza decorativa que le otorgan los motivos vegetales, los dinteles ondulados y sobre todo los azulejos.

Estos están decorados con discos cerámicos configurando bandas o cenefas decorativas, su estilo es Barroco.

La torre data de 1759 y es de segunda construcción ya que la primitiva se viene abajo durante el terremoto de Lisboa de 1755.

Su estilo es barroco con fábrica de ladrillo y aplicaciones de barro cocido y yesería, con revestimientos de vistosa cerámica vidriada.

La torre es de 1759, fabricada en ladrillo con aplicaciones de barro cocido y yesería y con revestimientos de cerámica vidriada.

El templo está dedicado al San Patrón de la Ciudad.

Según la leyenda, su origen se remonta a tiempos de la Reconquista, cuando los reyes de León hacían incursiones por las tierras en que se asienta Jerez, entonces de moros. La fábrica actual es muy posterior, aproximadamente del siglo XV y reformada en los siglos XVI y XVII, pero aún quedan muchos vestigios de su gótica fisonomía anterior que debió iniciarse como ermita, que bajo el nombre de San Bartolomé de la Jara, se alzaba en el siglo XIII, en la parte más prominente de la población.

La iglesia parte de la pequeña capilla situada a mano izquierda en la que se encuentra actualmente la pila bautismal y la imagen de San Bartolomé. En ella existe una leyenda en letras góticas en la que se dice que su acabo de construir en 1508.

El retablo del altar mayor es obra de José de la Barrera, se realiza a expensas del Consejo y por dirección del Ayuntamiento y se coloca es 1691.

Este retablo es sencillo en sus partes, aunque bastante adornado en la composición.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios