Borrar
Celestino Vinagre Labrador ofrece el Pregón de la Semana Santa de Jerez de los Caballeros 2023

Celestino Vinagre Labrador ofrece el Pregón de la Semana Santa de Jerez de los Caballeros 2023

REDACCIÓN

Martes, 28 de marzo 2023, 23:24

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Celestino Vinagre Labrador, periodista «tan salvaterreño como jerezano» ha ofrecido hoy domingo el Pregón de la Semana Santa de Jerez de los Caballeros 2023. La alcaldesa, Virginia Borrallo, junto al presidente de la Junta de Cofradías, Francisco Gallardo, el párroco, Antonio María Rejano y Miguel Villafaina, amigo personal, han acompañado al pregonero sobre el escenario del Cine Teatro Balboa donde ha tenido lugar este acto oficial que abre la puerta a la vivencia de la Semana Mayor Jerezana, Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Villafaina ha sido la persona encargada de presentar al pregonero destacando su vínculo con Jerez donde cursó estudios en el Instituto 'Ramón Carande', residiendo en el 'Colegio Menor', hoy Casa de la Iglesia, y forjando con el paso de los años un gran vínculo con la localidad templaria y con su Semana Santa, a través de sus amistades y de su implicación especial en la Archicofradía del Santísimo Sacramento.

Celestino Vinagre han ensalzado la singular entrega y pasión de los jerezanos por su Semana Santa, con 8 cofradías y hermandades en una población de algo más de 9.000 habitantes, con el valor de sus costaleros en el difícil pero encantador entramado de sus calles, en las que «donde empieza a faltar el aliento alcanza la devoción», y donde «la palabra de Dios se hace también presente a través de los tambores, las trompetas y gaitas de sus Bandas y Agrupaciones Musicales». En el inicio de su pregón, la proyección de fotografías y noticias de la Semana Santa Jerezana publicadas en el Diario HOY de Extremadura donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional, junto a los sones que acompañan esta representación de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, han predispuesto el ánimo para su emotivo itinerario por las escenas, momentos y afanes que definen el desarrollo de la Semana Santa de Jerez de los Caballeros. Comenzando por un Domingo de Ramos en el que esta localidad del suroeste extremeño se convierte en el Jerusalén jubiloso, revelando cómo todo el pueblo se vuelca con una pasión democrática y un montón de sentimientos, «haciendo virtud de sus calles empinadas y adoquinadas» en el esfuerzo desmedido de costaleros y costaleras.

La imagen de un Jerez arrodillado y enmudecido, con cadenas que pulen el empedrado y el momento infinito de la oración de la Vera Cruz el Lunes Santo, reviviendo la intimidad creyente. La humanidad hecha divinidad el Martes Santo, con el racheo de las alpargatas rompiendo el Silencio, los costaleros hablando con los pies en el momento de la duda, la angustia representado en la Oración de Jesús en el Huerto. El Ecce-Homo ante el pueblo, el Miércoles Santo, y Jerez narrando la Pasión entre una escolta romana y un enjambre de túnicas, clamando el perdón, la piedad y la clemencia. Y «las horas del insomnio», partiendo de la tarde del Jueves Santo con la «mesa de fraternidad» que muestra la Archicofradía del Santísimo Sacramento, junto a la Humildad, la Piedad y la Paz, coloreando de celeste Jerez. En este punto su recuerdo ha sido emocionado para Eduardo Valverde Zahínos, compañero cofrade recientemente fallecido.

Las palabras del pregonero han seguido describiendo el curso de la Semana Santa Jerezana en el barrio callonco, con su ermita haciéndose grande como la noche, la representación del «amargo trance para la Madre del Salvador» y el recuerdo del ritual de tantos hogares jerezanos y de madres como Rosi Méndez, disponiéndolo todo para dar continuidad al legado cofrade. Su emoción también ha impregnado la referencia a la 'madrugá jerezana' con la salida de Nuestro Padre Jesús del Gran Amor y la Esperanza Macarena renovando la pasión nazarena, con el terciopelo verde cubriendo la penitencia, con las ganas venciendo el cansancio y la reflexión de que «la muerte no es el final». Su exaltación del Viernes Santo también ha sido plena, envuelta en el color morado de la túnica nazarena, «en la estampida de fe» a las puertas del templo visigodo de Santa María para portar a Nuestro Padre Jesús Nazareno, en la hora del Calvario y en un pueblo que se convierte en «un gran cirineo» y es devoción secular.

Y cerrando su Pregón, el final de la Resurreción como principio de una nueva Semana Santa, con el color blanco y el gozo infinito como protagonistas de ese Domingo, reposando todo lo que Jerez vive con su Semana Santa, ha expresado Vinagre, «en la sencillez y en el barroquismo, en el interior y en el exterior». Un último y sentido recuerdo en su intervención para Juan Antonio Bermúdez, su amigo y también pregonero de esta Semana Santa, y una invitación para vivirla y sentir «de Jerez al cielo».

Al término del acto, la alcaldesa de Jerez de los Caballeros le ha entregado un obsequio ante el aplauso de todos los asistentes: autoridades,concejales de la corporación municipal, representantes y miembros de las distintas cofradías y hermandades jerezanas, familiares, amigos y vecinos.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios