Una borrasca llega a partir del miércoles y complica los días clave de la Semana Santa en la región

Una borrasca llega a partir del miércoles y complica los días clave de la Semana Santa en la región

La colocación final del frente determinará si afecta más a la provincia cacereña, como ahora apunta la previsión, o a toda la región

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Sol y apenas posibilidad de lluvia hasta el miércoles próximo y más nubes, con lluvia garantizada, en los días clave de la Semana Santa, el jueves y quizás también el viernes. Esta es la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para la región a seis días vista de los días en los que se concentran, de un lado, la mayor cantidad de procesiones, y de otros, el mayor número de desplazamientos en Extremadura. El pronóstico queda sujeto, como casi siempre en un mes de abril, a una buena dosis de incertidumbre que no se resolverá, dice Marcelino Núñez, delegado territorial de la Aemet en Extremadura, hasta el lunes. En lo que hay menos dudas es que, de un lado, este domingo, Domingo de Ramos, será una jornada esplendorosa, con mucho más sol que nubes y con temperaturas que suben, con máximas de hasta 26 grados en puntos como las Vegas del Guadiana. La otra incógnita resuelta que es el lunes, que aventuraba lluvia hace unas jornadas, es menos probable que aparezca finalmente. Si llega, será muy débil y vista y no vista. De esta forma, la Semana Santa estará marcada por la tranquilidad atmosférica hasta el miércoles.

«Entrará ese día un frente, posiblemente por la tarde, y en función de cuándo entre y, sobre todo, si se coloca más al norte de la Península o más el sur, afectará más a toda la región o fundamentalmente a la provincia de Cáceres, como apunta ahora, aunque eso no quiere decir que no vaya a llover en la provincia de Badajoz. Lo hará también pero en menor medida y duración», resume el meteorólogo. Núñez indica a HOY que, casi una semana del Jueves Santo, el grado de incertidumbre es «aún elevado para determinar cuándo lloverá y en qué puntos concretos» aunque expresa que es seguro que lo hará a lo largo del día y que no será de forma considerable.

«Estamos en primavera y lo único que se aprecia con certeza es que entra una perturbación a partir del miércoles y lloverá en Extremadura», concluye. Respecto a las temperaturas, que llegarán a alcanzar los 27 grados presumiblemente en los sitios más cálidos a mitad de semana, obviamente bajarán con la entrada anunciada de esa borrasca aunque tampoco se puede hablar ni mucho menos de frío (como pasó a principios de este mes) a partir del jueves. «Las máximas llegarán a los 18 grados», afina.

Sobre el tiempo a partir del Viernes Santo y hasta el Domingo de Resurrección, el delegado territorial de la Aemet es claro. «Es muy aventurado decir ahora lo que va a a pasar. Ni siquiera nuestra intuición. Hay que esperar tres o cuatro días antes. La Aemet, a partir del próximo lunes, va a ofrecer una información muy detalla de la previsión».

«Mientras más al sur del país, menos probabilidad de lluvia»

Los extremeños que opten por salir en Semana Santa hacia las playas de Huelva y Cádiz deben saber que la previsión de lluvia a partir del miércoles existe pero más matizada que en la región. «Con las reservas lógicas, es más normal que mientras más al sur del país menos probabilidad de lluvia exista», añade Núñez. Las temperatura serán suaves. «También se presenta mejor, si lo que se pretende es no mojarse, para los que quieran ir a Sevilla. En cambio, los que opten por procesiones en Valladolid o Zamora lo tendrán más complicado para que salgan», completa el delegado territorial de la Aemet Marcelino Núñez.