La Bazana muestra su cariño a Rafael Barrena, abanderado de su identidad, su unión y cordialidad

Rafael Barrena Martínez, recibiendo un obsequio de manos de Ana María García, una de las personas qe ha pregonado las fiestas de San Isidro. /Juan Carlos Delgado.
Rafael Barrena Martínez, recibiendo un obsequio de manos de Ana María García, una de las personas qe ha pregonado las fiestas de San Isidro. / Juan Carlos Delgado.

Le acompañaron en este acto muchas de las personas que han pregonado las fiestas de San Isidro Labrador desde 1998

Paula Díaz
PAULA DÍAZ

La Bazana dedicó anoche, en el punto de partida de sus fiestas, un afectuoso, merecido y emotivo reconocimiento a Rafael Barrena Martínez, miembro de la primera generación de bazaneros que vio la luz en este pueblo de colonización, situado a orillas del río Ardila. Persona afable, luchadora, conciliadora, incansable trabajador por la preservación de tradiciones y de la memoria de La Bazana y abanderado de su identidad, su unión y cordialidad, recibió el cariño de su pueblo en el preámbulo del pregón de sus fiestas que también se ha ocupado de poner en valor desde 1998.

Estuvieron arropándole, especialmene, muchas de las personas que se han encargado de pregonar el gran valor humano, natural y cultural de La Bazana: Félix González, encargado también de presentar el acto; Feliciano Correa, Manuel Calzado, Pepe Márquez, Mari Loli Caraballo, Teresa Gordillo y Manuel Plaza, Antonio Becerra, Manuel Galván, Juan Gómez, María José Martínez, Ana María García, Isabel Yolanda Domínguez y Aguasantas García, pregonera de las fiestas en este año 2019. Rafael Barrena, sin pretenderlo, se convirtió ayer en protagonista de su incesante inquietud por enriquecer la vida de esta pedanía jerezana. En presencia de autoridades, familia, vecinos y amigos que llenaron la iglesia de La Bazana, esta vez fue Rafael el encargado de recibir afecto, respeto y consideración por su gran labor a favor de este pueblo

Tras la proyección de un video con la imagen de todos los pregoneros y pregoneras, Félix González se refirió a él como «un luchador», destacando su continuo desvelo por ver crecer a su pueblo. Citó su labor para que La Bazana contara con nuevas viviendas, para la renovación de sus calles y plazas, para la restauración del colegio, la iglesia, la plaza de toros y para que se creara una pista de fútbol y, entre otras actuaciones, para poner en pie una iniciativa, el Belén viviente, que hoy es seña de identidad de esta pedanía. Y destacó como su mayor contribución el haber sabido transmitir a los vecinos de La Bazana el amor por su pueblo.

Generosidad y sencillez

Su hija Guadalupe agradeció a Rafael , el haberles enseñado a ella y a su hermano a ser felices con lo que se tiene, y destacó su condición de: buen amigo, buen padre, buen hijo, buen hermano, buen marido, buen abuelo, buen tío. Elogió su generosidad, «siempre dispuesto a remover cielo y tierra para ayudar a quien se lo pide» y su condición de «político peculiar» pues en la etapa en la que esta faceta ocupó parte de su vida, se llevaba bien con los representantes del resto de partidos, «porque para ti lo que importa de verdad son las personas».

Manuel y Teresa le dedicaron también palabras llenas de afecto, destacando que todas las virtudes de La Bazana adornan la personalidad de Rafael Barrena y valorando el apoyo y compromiso de su esposa, Carmen Cordero.

Francisco José Ciria, en nombre de la Comisión de Festejos, alabó la humildad y sencillez de Rafael Barrena y subrayó su acción siempre a favor del bien común. La Asociación cultural 'El Labrador' de La Bazana, representada por Raúl Rivera, y la citada Comisión, ambas al frente de la organización de este reconocimiento, entregaron a Rafael un lienzo con una preciosa fotografía de Ricardo Maldonado. Y también le llegaron otros obsequios de parte de los pregoneros y pregoneras de las fiestas.