Fernando Flores realizó la mejor faena en el segundo festejo del certamen de novilladas del Patronato de Tauromaquia

El novillero de Salvatierra tuvo enfrente a un noble novillo de la ganadería del maestro Talavante que fue indultado. Luis Manuel Terrón, con raíces jerezanas, también demostró ganas y salió por la puerta grande, igual que el albaceteño Diego Carretero

Fernando Flores simulando con la mano el estoque ante el novillo que fue indultado. Foto: P.D.
El quinto "Ganador"

Un día de los que hacen afición. Así fue la tarde vivida ayer en el centenario coso de Jerez de los Caballeros en el contexto del II Certamen de novilladas organizado por el Patronato de Tauromaquia de la Diputación de Badajoz, con la colaboración de Canal Extremadura Televisión y en esta ocasión el apoyo también del Ayuntamiento de la ciudad y de Manuel Martínez "Lolín" en la parte empresarial.  Lo más sobresaliente del festejo, el indulto del eral que salió en quinto lugar, de la ganadería de Alejandro Talavante, por parte del novillero Fernando Flores.

Desde que saltó al ruedo, "Ganador" quería hacer honor a su nombre y se dejó en el capote de Flores, que lo toreo por verónicas muy templadas y toreras. Ya con la muleta en las manos, el de Salvatierra se fue al centro brindó al público y se quedó ahí, inmóvil, esperando al novillo para recibirlo con pases cambiados. En los primeros muletazos Fernando ya intuía que iba a ser de lío. En la siguiente serie con la zurda, el eral se desplazaba largo y el novillero lo toreó despacio, arrastrando la muleta. Le prosiguieron continuas tandas sensacionales, de un gran bello trazo por ese pitón. El público en pie comenzó a sacar los pañuelos pidiendo el indulto y Flores continuó toreando y el novillo no cesaba de embestir. Al final asomó el pañuelo naranja y se proclamó "Ganador".

En el segundo, Fernando Flores estuvo muy firme con un animal que flojeaba y por el izquierdo le faltaba el último tranco. Subió el diapasón de la faena en el epílogo entre los pitones rematando con circulares. Una estocada casi entera le sirvió para arrancar las dos orejas. Recital de toreo del novillero pacense que está con un pie en la final del Certamen.

Por su parte, el otro extremeño, Luis Manuel Terrón, procedente de Higuera de Vargas aunque con raíces en Jerez de los Caballeros, le cortó una oreja al eral que abrió plaza, el de menos fuerza del encierro. El novillero fue incapaz de bajarle la mano, ya que cada vez que lo intentaba perdía las manos. Terrón lo mantuvo en pie en una faena que fue de menos a más, al contrario que la del cuarto, al que lo esperó en el centro del ruedo por verónicas. En el mismo sitio empezó de rodillas la faena de muleta basada en la mano izquierda, pero la mejor serie llegó con la diestra. Tres templados derechazos y el de pecho. Luis Manuel enrabietado tiró de recursos y finalmente le arrancó las dos orejas.

Cerraba cartel el albaceteño Diego Carretero, que toreó bien al tercero con la zurda, aunque hubo ciertos momentos en los que le faltó cierto acople y oficio para resolver y tapar los defectos del astado. Sentenció su actuación adornándose y con varios trincherazos de plasticidad. El sexto fue un manso de libro que puso en apuros al novillero. Se iba triste y contrariado Carretero, pero Alejandro Talavante conocedor de su sufrimiento le regaló el sobrero. Una faena de demasiados altibajos la del séptimo novillo de la tarde. El de Albacete estuvo bien, tiene cositas, pero cada dos series, por uno u otro motivo, era desarmado y tenía que volver a levantar su obra.

Se escondía ya el sol en torno a las 9 de la tarde en la ciudad templaria de Jerez mientras los tres novilleros salían a hombros.

Antes, al finalizar el paseíllo, la Asociación Cultural Taurina "Conde de la Corte" de Jerez de los Caballeros hizo entrega de un recuerdo en forma de burladero al ganadero Alejandro Talavante y a los novilleros actuantes.

 Ficha técnica del festejo

Erales de la ganadería de Talvante, el 5º de nombre "Ganador" indultado por Fernando Flores. El ganadero regaló el sobrero a Diego Carretero. Un tercio de entrada.

Luis Manuel Terrón de la Escuela Taurina de la Diputación de Badajoz: oreja y dos orejas.

Fernando Flores de la Escuela Taurina de la Diputación de Badajoz: dos orejas y dos orejas y rabo simbólico.

Diego Carretero de la Escuela de Tauromaquia de Albacete: dos orejas, palmas y oreja en el de regalo.