Jerez de los Caballeros registra la segunda ráfaga de viento más fuerte conocida en la región, 138 km / h

El Ayuntamiento envió ayer un informe a Patrimonio sobre los daños sufridos por la torre de San Miguel, parte de su perímetro se ha vallado ante el riesgo de nuevos desprendimientos.

Parte del perímetro de la iglesia de San Miguel permanece vallado ante el riesgo de nuevos desprendimientos.
Daños por el temporal

Si un día de calma total un conductor pone el vehículo a 138 kilómetros por hora y el copiloto saca la cabeza por la ventanilla podrá sentir lo mismo que cualquier vecino de Jerez de los Caballeros justo a la hora que el anemómetro de esta localidad marcó 138 el sábado pasado. Solo una localidad coruñesa superó esta marca, señaló el delegado del gobierno.

Desde que estos datos quedan registrados en la región aquella ráfaga que sopló en esta localidad pacense tiene el honor de ser la segunda más fuerte que se haya medido en Extremadura, según la base de datos que maneja la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Su director territorial en Extremadura, Marcelino Núñez, revisó ayer los números y solo encontró una ráfaga de viento más fuerte, la registrada un 13 de enero de 1969 en la estación meteorológica del aeropuerto de Badajoz, con 153 kilómetros por hora.

La alerta amarilla empieza a partir de 70 kilómetros/ hora, la naranja cuando se prevén vientos por encima de los 90km/h y la roja a partir de 130 km/h de viento.

Según Aemet, Llerena registró el sábado 119 km/h, Torrecilla de los Ángeles 117 km/h, la estación del aeropuerto de Badajoz 111 km/h, Fuente de Cantos 109 km/h, Peraleda de Zaucejo 107 km/h, Zorita 106 km/h, Badajoz capital 103 km/h, Hoyos 102 km/h, Garganta la Olla 101 km/h y Barcarrota 100 km/h. A las molestias y riesgos que esta ciclogénesis explosiva desencadena hay que añadir la lluvia, muy abundante en la provincia de Cáceres, con 82,4 litros por metro cuadrado en Madrigal de la Vera, el máximo registrado. Extremadura no vivía una borrasca de similar intensidad desde octubre de 2010, según Marcelino Núñez.

Daños

La torre de San Miguel, uno de los elementos importantes del patrimonio de Jerez de los Caballeros que se vio afectado durante la jornada del sábado por las fuertes rachas de viento que provocaron el desprendimiento de varios fragmentos de ladrillo de la misma, fue visitada ayer por el concejal de Obras y Servicios, Feliciano Ciria y técnicos municipales quienes han elaborado un informe que ha sido enviado a la Dirección general de Patrimonio del Gobierno de Extremadura, solicitando de la misma una evaluación de daños y la adopción de las medidas que correspondan para subsanarlos. Entre tanto, esta misma mañana la Policía local ha procedido a vallar parte del perímetro de dicha torre que, por razones de seguridad, ya fue acordonada el sábado ante el riesgo de nuevos desprendimientos, "hay elementos que fácilmente se pueden caer y se ha decidido reforzar esa actuación", ha indicado Ciria.

Los trabajos para reparar los desperfectos originados por el temporal en parques, jardines, mobiliario urbano y recintos municipales, continúan hoy en nuestra ciudad y se prevé que se prolonguen en los próximos días, "hay trabajo para toda la semana", ha expresado el mismo edil quien también comentó que "demasiado poco ha pasado" para la fuerza que en algunos momentos alcanzó el viento. Las labores de los operarios del área de Servicios y Jardines y Medio Ambiente, fue intensa ayer en el parque de Santa Lucía, que reabría sus puertas tras permanecer cerrado desde el sábado por decisión del Ayuntamiento a fin de evitar riesgos a la población, dado también el estado en el que se encuentra parte de la muralla que discurre por este espacio tras su derrumbe hace casi tres años. Aunque dicha zona se encuentra vallada, ayer los empleados de la empresa adjudicataria de las obras para el arreglo de la muralla y de la calle Monte Dorado, procedieron a reforzar la sujeción de algunas vallas que se habían movido por el efecto del viento. Este parque se reabrió al público y la misma acción se llevó a cabo en el caso de los parques de "Los Naranjos" y del recinto de "Popagallina" y también en el cementerio municipal donde el sábado se registró la rotura de ramas y desperfectos en elementos para la ornamentación de los nichos. Ciria ha agradecido las llamadas recibidas por parte de ciudadanos avisando de daños en distintas zonas, indicando que hoy mismo se va a elaborar también un informe sobre los desperfectos ocasionados por el mal tiempo para poder solicitar a la Delegación del Gobierno las ayudas que correspondan a fin de paliarlos.