El Ayuntamiento decide el cierre de varios parques por la caída de árboles y para evitar riesgos

Se han registrado numerosos desperfectos a causa del fuerte viento, operarios municipales trabajan para reparar daños y Bomberos, Protección Civil, Policía local y otros servicios se mantienen en alerta

Imagen del parque de Santa Lucía donde el viento ha arrancado ramas y ha partido algunos árboles
Alerta

Extremadura está durante el día de hoy en alerta naranja por viento y en alerta amarilla por lluvias. Las rachas fuertes de viento que se han registrado durante la madrugada y en las primeras horas del día han provocado la caída de árboles, daños en cornisas y tejados, vuelco de contenedores, caída de antenas y otros desperfectos, en Jerez de los Caballeros y en las pedanías de Valuengo, Brovales y La Bazana, según ha informado el concejal de Obras y Servicios, Feliciano Ciria. Los daños han sido importantes en el parque de Santa Lucía y también en el parque de "Los Naranjos" situado en la zona conocida como "El salamanquino" y próximo a la barriada de "El Pomar", debido a la caída de árboles y a la rotura de ramas. Ello ha llevado al Ayuntamiento a decidir el cierre de estos espacios y también del recinto de Popagallinas, "a fin de evitar riesgos a la población", ha indicado Ciria. La medida se ha observado necesaria especialmente en el parque de Santa Lucía por la situación que afecta al tramo de muralla que discurre por el mismo, tras el derrumbe de parte de este bien patrimonial hace casi tres años. Los trabajos para el arreglo de la muralla y de la calle Monte Dorado están a punto de comenzar y  aunque la zona afectada se encuentra vallada; se ha procedido al cierre total de parque por razones de seguridad y debido a los daños que el viento ha originado en los árboles. En el centro de la ciudad, según ha indicado, el responsable municipal de Obras y Servicios, se ha acordonado una zona en torno a la iglesia de San Miguel al producirse el desprendimiento de varios fragmentos de ladrillo de su torre. Las mismas fuentes han confirmado también daños en el cementerio municipal donde el viento habría arrancado ramas y provocado otros desperfectos por lo que también se ha acordado su cierre hasta tanto no remita el temporal. Varios operarios del área de Servicios trabajan en la reparación de desperfectos, aunque según ha explicado el edil, hay zonas en las que debido a las condiciones meteorológicas "es imposible actuar por el momento".

Alerta

Efectivos del parque de bomberos han realizado varias salidas en las últimas horas para atender algunos problemas originados por el viento y la lluvia como la caída de árboles en la carretera de Valle de Santa Ana, según han informado fuentes del Consorcio Provincial de Extinción de Incendios. La Policía local también se mantiene atenta a la situación y para atender las posibles llamadas de la ciudadanía y desde Protección Civil también se ha confirmado su situación de alerta ante cualquier circunstancia que pudiera hacer necesaria su intervención. La precaución se mantiene como recomendación para toda la población.