La Cofradía de Santo Domingo de Guzmán y Nuestra Señora del Rosario muestra este año al completo el proceso de renovación de las imágenes del paso de la Entrada de Jesús en Jerusalén

La fe y el sentimiento afloran este Domingo de Ramos en una ciudad que brinda todos sus encantos

Paso de la Entrada de Jesús en Jerusalén

Aunque con la amenaza de lluvia, llega el momento, eclosionan la fe y el sentimiento contenidos en el interior de los templos; la Semana Santa Jerezana ya está en la calle y la mirada se eleva al cielo contemplando el fervor incandescente que la tradición cofrade envuelve en terciopelo y oro, poniendo a sus pies la primavera. Hoy Domingo de Ramos, Jerez de los Caballeros estrena el fruto de un cúmulo de afanes e ilusiones y renueva la devoción bajo las andas, para representar la pasión, muerte y resurrección de Jesús en un escenario único. Esta ciudad antigua y señorial desvela todos sus encantos: historia, monumentalidad, tipismo..., acentuando con ello el significado de esa vivencia que trasciende la expresión del arte imaginero. En esta jornada, comienza en el popular "Barrio bajo" un itinerario de: gozo, penitencia, oración, pasión, espinas, calvario, crucifixión, lágrimas, esperanza y de nuevo vida; siendo máxima la expectación a las puertas del templo de Santa Catalina desde donde, a las 19´00 horas, realiza su salida procesional la Cofradía de Santo Domingo de Guzmán y Nuestra Señora del Rosario. En medio de un ambiente de júbilo, muestra la Entrada de Jesús en Jerusalén representada en el paso conocido como "La Borriquita", objeto en los últimos años de un importante proceso de renovación de sus imágenes que se verá culminado en esta Semana Santa con la incorporación al misterio de dos tallas, la que representa la figura de "Zaqueo" y la imagen de un niño pequeño en brazos de la mujer hebrea. Jesús Ramos, cronista de esta Cofradía, explica que el imaginero Israel Cornejo, de Vélez (Málaga), autor de todas las imágenes nuevas que ya son protagonistas de esa referida transición, ha querido dotar al personaje de "Zaqueo" de una apariencia de "chiquillo", aportando mayor uniformidad y alegría al conjunto escultórico; "de las nueve figuras humanas del misterio, cuatro tiene carácter infantil y hacen viva la palabra de Jesús: dejad que los niños se acerquen a mí".  Refuerza esa expresión el hecho de que decenas de niños y niñas vestidos de hebreos y portando hojas de palma, acompañen ese momento triunfal junto a un gran número de nazarenos con sayón y capa de color beige y capirote y escudo de terciopelo negro. El mencionado paso, recuerda  Jesús Ramos, ya fue renovado también por dentro con la instalación de una nueva estructura de hierro con trabajaderas móviles que "permite a los costaleros levantarse por completo en su interior durante las paradas". Toda ayuda es poca bajo las andas, cuando se piensa en el camino que recorre esta procesión, con una subida por la conocida "Ladera del Correo" que hace que se observe inconmensurable el esfuerzo de quienes llevan sobre sus hombros tan majestuosa carga. Como colofón a dicha escena, la Cofradía ha encargado al artista jerezano y licenciado en Bellas Artes, Tomás Crespo, la realización de una nueva palmera con acabados en resina de poliéster, aunque finalmente no ha podido instalarse para figurar como parte del citado misterio en el día de hoy. Entre las novedades cabe mencionar también unos faldones en terciopelo rojo, bordados en oro, para el paso de la Virgen del Rosario, a juego con el manto que estrenó en 2009. Pero, por encima de lo material, en Jerez de los Caballeros, donde el patrimonio más relevante que atesora su Semana Mayor es el humano, este año cabe destacar el 25 aniversario de la formación del grupo de hermanos de paso de la Virgen del Rosario. Junto a ellos, el desvelo de los 55 componentes de la Banda que lleva el nombre de esa misma imagen y que bajo la dirección general de José Brioso Calvo y la dirección  musical por parte de Joaquín Sancho Antón e Ildefonso Fuentes Pastelero, además de la aportación de José Ortega Piñero, estrena este año tres nuevas marchas: "Sentimiento Gitano", "Bulerías en San Román" y la compuesta por el propio Ortega,  "El Cariño de una Madre". Sus sones amplificarán la alegría de esta representación que cuenta también con el atractivo singular de la participación de la Banda de Cornetas y Tambores, Escuadra de Gastadores, Guiones y Piquete de Fusileros del Cuartel General de la Brigada de la Legión de Viator (Almería), además del brillante broche de la Banda Municipal de Música de Jerez de los Caballeros, acompañando a la Virgen del Rosario, cuya presencia anuncian en este desfile otros muchos nazarenos vestidos en este caso con sayón blanco y capirote, capa, cinturón y pectoral, de color negro.