Siderúrgica Balboa albergará una planta piloto para el cultivo de microalgas

El objetivo de este proyecto es reducir las emisiones de CO2 de esta acería y producir energías limpias

Instalación de la planta piloto para el cultivo de microalgas en Siderúrgica Balboa. Foto: Grupo A.G

La empresa Siderúrgica Balboa, perteneciente al Grupo industrial Alfonso Gallardo, albergará una planta piloto de 1.000 metros cuadrados para el cultivo de microalgas que se utilizarán " para reducir las emisiones de CO2 de esta acería y producirán energías limpias", según ha informado la propia empresa en una nota de prensa.

La iniciativa contempla la instalación de fotobiorreactores en las inmediaciones de la citada acería para cultivar microalgas que se alimentarán del CO2 procedente de los procesos de combustión en los trenes de laminación.

Esta planta piloto servirá, según se expone en la misma nota, para "determinar si es viable instalar una planta a escala industrial", tanto en Siderúrgica Balboa, como en la futura Refinería Balboa que el Grupo Gallardo promueve en la localidad de Los Santos de Maimona y que está a la espera de la resolución de la Declaración de Impacto Ambiental.

El director de Medio Ambiente del Grupo Gallardo, Raúl Rodríguez, ha destacado la importancia de esta iniciativa para reducir las emisiones de CO2 y producir energías limpias. El proyecto está subvencionado por la Consejería de Empleo, Empresa e Innovación de la Junta de Extremadura y su objetivo final es "la instalación de una planta semi-industrial para la reducción de emisiones de CO2 y producción de energía a través del cultivo de microalgas".

La iniciativa, según añade Siderúrgica Balboa, surge de la colaboración entre el Grupo Gallardo y la Universidad de Extremadura, concretamente en base a un "ambicioso proyecto" del Grupo de Aprovechamiento Integral de Residuos Biomásicos, Gariber, de dicha institución, coordinado por Juan Félix González y presentado a la convocatoria de Proyectos de Cooperación en sectores estratégicos entre grupos de investigación y empresas cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, Feder. Cuenta también con la participación de un consorcio formado por las empresas extremeñas: Gexpurines, Siemens, Bioenergética Extremeña 2020 y Ogesa junto con los grupos de investigación: Enermyt (Grupo de Energía del Área de Máquinas y motores térmicos) y Grasp (Grupo de robótica automática y Sistema de producción).