Sergio Rodríguez, uno de los extremeños que quedó atrapado en Mazagón.
Sergio Rodríguez, uno de los extremeños que quedó atrapado en Mazagón.

Extremeños, entre ellos una jerezana, protagonistas de lo vivido en el incendio de Moguer

  • Una tía de Patricia Zarallo, de Jerez de los Caballeros, decidió vender su casa hace muchos años e instalarse en el camping de Doñana; su cabaña ha quedado calcinada por las llamas y “ahora ha quedado sin casa, sin recuerdos y sin nada», cuenta su sobrina

«Un susto difícil de olvidar». En ello coinciden muchos de los extremeños que quedaron atrapados en Matalascañas y Mazagón por el corte de las carreteras debido al incendio de Moguer. El balance de desalojados ascendió a más de 2.000 personas entre Mazagón, Almonte, El Rocío y Matalascañas.

Una tía de Patricia Zarallo, de Jerez de los Caballeros, es una de la protagonistas de esta historia. Hace muchos años decidió vender su casa e instalarse en el camping de Doñana donde vivía todo el año junto a su hija y su nieta. «Su cabaña quedó calcinada por las llamas y ahora ha quedado sin casa, sin recuerdos y sin nada», cuenta su sobrina.

Las primeras escenas de pánico se vivieron el sábado por la noche en un hotel de Mazagón, donde que se encontraba alojado Sergio Rodríguez, un vecino de Pueblonuevo del Guadiana que llevaba allí varios días de vacaciones junto a su mujer y la hija de esta. El fuego se declaró a las 21.30 horas del sábado en el paraje de La Peñuela y a medianoche ya se podía visualizar desde este alojamiento.

Sus vacaciones transcurrieron de manera tranquila hasta que, sobre las 00.15 horas, Sergio subió a la habitación para ver la televisión. Rodríguez se asomó al balcón, vio muchas luces en la carretera y sospechó de que algo raro pasaba. Fue entonces cuando miró a lo lejos y vio el fuego. Su familia era su mayor preocupación, así que las tranquilizó y les dijo que lo esperaran en la habitación.

Sergio bajó a recepción y ya estaban informando de que el fuego estaba cerca, pero había que mantener la calma. «La recepción era un caos. Había muchos niños llorando y gente con la maleta hecha dispuesta a irse de allí», reseña. Eran las 12.30 de la noche y el fuego cada vez avanzaba más hacia Matalascañas.

«Hablé con varios agentes de la Guardia Civil y me dijeron que el sitio más seguro era la habitación, pero ya era tarde porque la gente quería irse. El pánico se apoderó de todo aquello en cuestión de minutos», explica Sergio.

El hombre relata que antes de la una de la madrugada ya les informaron que estaba cortada la carretera que iba desde El Parador a Mazagón. «No me gustaba la situación y el humo era cada vez más denso. La cara me quemaba y me costaba respirar. Al salir del hotel ya olía bastante a humo», destaca.

Sergio volvió a recepción y se encontró con lo peor: había que desalojar el hotel. «Hubo gente que dejó dentro las maletas y se marchó con lo puesto», comenta.

Los turistas fueron evacuados a la playa, pero Sergio quería irse de allí cuanto antes. Finalmente, pudo abandonar la zona sobre las 3 horas de la madrugada con el susto en el cuerpo y sin saber lo que podría encontrarse en la carretera. «A las afueras de Mazagón vi a muchos invitados de una boda haciendo auto-stop para salir de allí, pero no pude coger a nadie», lamenta.

Sergio intentó mantener la calma sobre todo por su familia, pero cuando vuelve a ver las imágenes recuerda la tragedia de nuevo. «Vivimos escenas de verdadero pánico que tardaremos en olvidar».

«Por suerte podemos contarlo»

Este suceso nos ha dejado historias de todo tipo, como la de Eva Cerezo,una vecina de Montijo que se alojó el viernes en el camping de Doñanacon el Club de Rugby de Gladiadores de Mérida. El grupo tiene como tradición ir allí el último fin de semana de junio. En total eran 40 o 50 personas -entre jugadores, familiares y amigos- los que querían disfrutar de un fin de semana de playa entre amigos.

Eva no quiso bajar a la playa el sábado por la tarde porque hacía mucho viento y se quedó en la piscina. «Sobre las 21.30 horas ya se podía ver el humo desde la piscina del camping, pero nadie nos dijo nada y pensamos que era un incendio sin más importancia», cuenta Eva. Todo parecía normal pero, mientras tanto, el fuego avanzaba fuera muy rápido.

Ya por la noche, Cerezo se fue a dormir y sobre las 00.45 horas se fue la luz en su cabaña de madera. Fue entonces cuando la llamó una amiga que estaba al lado para decirle que tenían que irse. «La noticia ya había corrido como la pólvora y la gente estaba desesperada», aclara Eva. Su grupo decidió bajarse a la playa porque sabían que allí estarían seguros. «Estando tan reciente lo de Portugal no queríamos irnos sin saber lo que estaba pasando, así que cargamos la mochila con lo justo y nos bajamos a la playa», revela.

El grupo regresó al camping sobre las 4 horas de la madrugada y a las 5.30 horas se despertaron sobresaltados por la megafonía: había que desalojar el camping. «Ya había mucho humo en el recinto y nos picaba la garganta. Los niños chillaban y la gente estaba desesperada», explica a HOY ahora mucho más tranquila.

Por suerte pudieron volver esa noche a casa, aunque todavía tenían el susto en el cuerpo. Cerezo cuenta que no fueron conscientes del peligro que corrían hasta que no llegaron a casa y vieron las imágenes. «Por suerte podemos contarlo. Viendo todo lo que ha pasado podemos decir que somos unos afortunados», concluye Cerezo.

HOY

HOYJerez de los Caballeros

HOY DIGITAL

Registro Mercantil de Badajoz, Tomo 220, Folio 66, Sección, Hoja 11365, Inscripción 1 C.I.F.: B06335467 Domicilio social en Carretera de Madrid-Lisboa nmero 22 06008 Badajoz Correo electrónico de contacto edigitales@hoy.es

Copyright Ediciones Digitales SLU, Diario Hoy de Extremadura, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio Diario Hoy de Extremadura, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

El proyecto local más potente creado por el Diario HOY para un municipio. La edición impresa tiene una distribución mensual gratuita de 2.000 ejemplares a todo color.

PUNTOS DE REPARTO

    • Ayuntamiento
    • Anunciantes